Feria de Murcia

Cliente: Ayuntamiento de Murcia

Una revisión gráfica sobre la imagen de las fiestas populares

Tras varias décadas de encargos pictóricos a artistas locales para el cartel de la Feria de Murcia, por primera vez en mucho tiempo el encargo recaía en un estudio de diseño. Sin entrar a valorar la calidad artística de estos encargos anteriores, lo que si ha sido palpable durante este periodo es la falta de convivencia gráfica entre la tipografía y estas obras. Nuestra propuesta, desde el principio, se encaminó a resolver una gráfica dinámica y flexible en lugar de un cartel rígido inadaptable.

Más allá de cuestiones técnicas, nuestro propósito era encontrar la particularidad de unas fiestas que aúnan eventos de toda índole, desde el folklore al deporte, desde la tradición a la innovación, de una Romería de la Virgen de la Fuensanta, a un desfile de moda de últimas tendencias. Esto nos llevó a buscar un camino circundante capaz de representar la singularidad de unas fiestas sin singularidad: una Feria de Las Novedades, no tanto por lo que depara el programa, sino lo que realmente les da sentido como punto de reencuentro tras un largo verano. Estas fiestas se celebran en septiembre y sus eventos son excusas perfectas para contar a los tuyos lo que ha deparado las vacaciones.

 

 

La gráfica, familiar y colorista, presenta a cuatro personajes murcianos que se identifican con diferentes perfiles muy comunes en estas fiestas, todos ellos bajo un tipo de ilustración sintetizada y directa, en el que intervienen objetos representativos de las diferentes actividades que componen la Feria: una panocha, una manzana de caramelo, una cerveza o un vino. Los tres colores utilizados para las ilustraciones se van alternando en los personajes generando significados diferentes pero manteniendo una unidad clara.

La Feria de las Novedades en una app

La Feria de septiembre es ese lugar de reencuentro tras el verano donde te cuentas lo que has hecho, a quién has conocido o que es lo más significativo que te ha pasado en vacaciones. Toda la campaña gira en torno a la idea del ciudadano local como eje central, como protagonista, se trata de hacerle partícipe, pero no solo con los copies desarrollados en las piezas impresas. Por eso lanzamos una web-app donde cada persona puede generar una imagen con su anécdota del verano y elegir uno de los eventos del programa que vinculado a la frase se convierte en un mensaje para citarse en La Feria.

Más de 200 piezas gráficas

La campaña se articula en varios frentes combinando piezas impresas con medio exterior, televisión, radio, Internet y prensa. Frente a los carteles planteados en años anteriores, es la primera vez en varias décadas que se hace un desarrollo a medida de cada una de las piezas gráficas y audiovisuales por parte de un mismo equipo de trabajo. Aquí es donde la gráfica crece y demuestra su adaptabilidad a formatos tan diversos como publicidad aérea, mupis, piezas promocionales o cuñas de radio.

Manteniendo la unidad gráfica, la simbólica entrada al recinto ferial “Los Huertos” pasó a convertirse en una “H” gigante cuyo hueco hacía las veces de pórtico de acceso.

Abanicos y barajas como emblema del caracter local

También se desarrollaron diferentes piezas promocionales como unos abanicos, ideales para las altas temperaturas de la ciudad en estas fechas.

Entre estas piezas destacamos el diseño de una baraja que recupera el espíritu de otras piezas gráficas desarrolladas en los años 80 a modo de obsequios especial. El Ayuntamiento hace este regalo promocional a los primeros vecinos que se acercan a recoger el programa de fiestas. Nuestra apuesta ha sido convertir a los personajes en algo tan veraniego como las figuras de la baraja “murciana”, donde los bastos cambiaban por panochas, los oros por chapas de cerveza, las espadas por manzanas de caramelo y las copas por vinos. Puedes ver el trabajo completo aquí.